Logotipo librería Marcial Pons
La base material de la nación

La base material de la nación
el concepto de nación en Marx y Engels

  • ISBN: 9788417700607
  • Editorial: El Viejo Topo
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Colección: Ensayo
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 23 cm
  • Nº Pág.: 220
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
20,00 €
Stock en librería. Envío en 24/48 horas

Resumen

El marxismo ha venido tratando lo nacional como un “problema” o una “cuestio?n”, sin desarrollar un concepto propio de nacio?n. Evidentemente, contribuyo? negativamente a ello la nocio?n simplista de Stalin, descriptiva y cerrada. Impero? pues el intere?s puramente poli?tico y externo al hecho nacional.

En este La base material de la nacio?n. El concepto de nacio?n en Marx y Engels, de Carlos Barros, se parte de la intuicio?n del judi?o bolchevique Ber Borojov sobre el uso del concepto “condiciones de produccio?n” (utilizado por Marx y Engels), y se investigan todos sus escritos.

Así, en este libro se investigan tanto los teo?ricos-metodolo?gicos como los periodi?sticos o las cartas. Y se hace a fin de sacar a la luz la nocio?n subyacente de nacio?n, materialista y diale?ctica, que informaba sus posicionamientos sobre los hechos nacionales de su tiempo. Ese que les llevo? a apoyar con entusiasmo al nacionalismo irlande?s y polaco, al tiempo que la unificacio?n alemana.

Combinaron los fundadores con destreza lo material-objetivo (geogra?fico y econo?mico) con lo ideal-subjetivo (histo?rico, poli?tico y cultural), con sus frecuentes y parado?jicos cruces, partiendo de la divisio?n histo?rica de la humanidad en clases y naciones, devolviendo al primer plano explicativo las condiciones econo?micas, entrelazadas con las condiciones naturales e histo?ricas, para aprehender la historicidad, la viabilidad y la durabilidad de las naciones.

El momento es oportuno para redescubrir, siglo y medio despue?s, la sorpresiva superioridad del me?todo de Marx. En el siglo XXI vivimos el retorno de lo nacional: resurgen las viejas naciones sin Estado. Entran en crisis los decimono?nicos Estados-nacio?n. Y emergen en el a?mbito global esbozos de nuevas relaciones de nacio?n.

Superposiciones mo?viles que exigen, para su comprensio?n global, del me?todo marxista original. Ese método materialista al tiempo que subjetivista y complejo. Distante, por supuesto, de la superficialidad y la bronca hoy poli?ticamente dominantes.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información