Logotipo librería Marcial Pons
Cuando sopla la canícula

Cuando sopla la canícula

  • ISBN: 9788489287686
  • Editorial: Ediciones Puertollano
  • Lugar de la edición: Ciudad Real. España
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 20 cm
  • Nº Pág.: 264
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
12,00 € 11,40 €
Stock en librerías. Envío en 24/48 horas

Resumen

La novela combina la ficción literaria con la realidad política en tiempos de la Segunda República Española y primeros meses de la guerra civil, donde interactúan 18 personajes principales y cerca de 200 secundarios, sin que ninguno tenga la entidad suficiente para convertirse en el protagonista por lo que se ofrece una visión coral de la guerra y la novela. El protagonismo lo asume la gente, en general y cada pueblo, en particular, en los que restalla la baja moral, los ínfimos instintos y una carga inusitada de violencia. El autor presenta una historia cruda y realista de la guerra de España que afectó, de una y otra forma, al pueblo español cansados de reyertas, odios, rencores, traiciones, tropelías, injusticias, asesinatos, incendios, sacrilegios, pillajes y miserias. Un relato imaginario por el que deambulan una serie de personajes irreales surgidos de la fantasía del autor. Incluye, como base de su soporte argumental, un conjunto de episodios verídicos que acontecieron durante la Segunda República, principalmente, y desembocaron en una guerra fratricida. Una guerra entre pobres, según relata alguno. Una guerra del máuser y la alpargata, según narra otro. Una guerra absurda en la que todos perdieron algo, y no sólo la vida, según opinión propia. Dejando a un lado razones (o razonamientos), lo cierto es que la guerra, la maldita guerra, sacaba a relucir lo peor que cobija el interior de los seres humanos, la maldad, desatando las más bajas pasiones y liberando los más ínfimos instintos. Si exceptuamos la parte de nuestra historia que contiene personajes y datos reales, el resto presenta a personajes y hechos ficticios por lo que cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. El autor no busca ni pretende la recuperación de ninguna memoria histórica. Eso se lo deja a otros, principalmente a los que saben y entienden de estas cosas. Simplemente, se intenta reflejar la (des)memoria histérica del salvajismo, la barbarie, la represión, el horror, el hambre, la desesperación, el terror, la miseria, la muerte, la devastación, la agonía y la locura de la sangre. Uno puede afirmar (y afirma) que existe una ineludible obligación moral para con las generaciones futuras y no es otra que dejar a un lado la histeria y ponerse manos a la obra para contar una historia que no, precisamente, tiene que ir solapada a la memoria sino a la propia historia, dentro de un relato ficticio como en este caso. La memoria suele ser individual, personal, subjetiva e intransferible. Por el contrario, la [des]memoria resulta, simplemente, inaceptable. Hay dejar atrás la tirria y pasar página a una guerra cainita que destrozó a España y a los españoles”.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información