Logotipo librería Marcial Pons
La Europa soñada

La Europa soñada
miradas vascas

  • ISBN: 9788490979952
  • Editorial: Los Libros de la Catarata
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Colección: Investigación y Debate
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 24 cm
  • Nº Pág.: 318
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
19,00 €
Stock en librería. Envío en 24/48 horas

Resumen

¿Qué se puede decir de nuevo sobre Europa? En los últimos diez años, la Unión Europea ha vivido peligrosamente. Una crisis existencial, dijo Jean-Claude Junker, aludiendo al Brexit, al euro, al populismo antieuropeo, a la conflictividad con Rusia, al terrorismo. Hoy es la respuesta a la pandemia de la COVID-19 la que nos vuelve a colocar en el corazón de la crisis. ¿También existencial? Y ¿qué se puede aportar desde Euskadi a un tema tan presente mediáticamente como universal? Así, este libro es un cuestionario a veinte vascos europeos sobre veintidós grandes asuntos europeos. Y este es el resultado: la opinión fundada, profunda, de un conjunto de vascos, relacionados con Europa desde diferentes planos, sobre los grandes ejes que configuran el futuro de la Unión.
Son miradas plurales. Plurales de profesión y de ideología. Profesores universitarios, abogados, parlamentarios, ejecutivos de las instituciones europeas, periodistas, filósofos, sindicalistas, escritores. Plurales ideológicamente, sin etiquetas, sin prejuicios. Todos mirando a Europa con ambición, aunque con pretensiones diferentes, por lo menos en lo que se refiere al lugar de nuestro pequeño país en ella. Son miradas interesantes porque están basadas en el conocimiento de esta realidad extraordinaria y compleja que es Europa. Porque se trata de personas que han estado dentro de la maquinaria institucional durante muchos años, o porque han escrito o pensado mucho sobre esta construcción supranacional que es la Unión. Son miradas vascas, pero son europeas. Comprometidas con el proyecto y por tanto constructivas, es decir, firmemente unidas a la integración y al desarrollo del ideal europeo.

1. Han pasado más de sesenta años desde los Tratados de Roma. ¿Qué significa para usted Europa?

2. ¿Qué significó para usted la entrada de España en Europa en 1986?

3. En los primeros años, la paz era el sentimiento colectivo más poderoso a favor de la construcción europea. También el progreso económico y social de las primeras décadas. ¿Qué nos impulsa hoy a seguir defendiendo Europa y su progresiva integración?

4. En varios países de la Unión Europea se quejan de un ‘exceso competencial’ de las instituciones comunitarias. Reclaman por ello más subsidiariedad para los Estados miembros. ¿Cree que las competencias —en general— están debidamente compartidas en los cuatro círculos de nuestra democracia: municipio, comunidad autónoma, Estado y Europa? Señale —en su caso— las materias que deberían atribuirse a otro de estos espacios públicos

5. En general, nuestro modelo de organización territorial, tomando como base los cuatro círculos citados, responde a un clásico reparto federal. Pero Europa dista mucho de funcionar así; es todavía intensamente intergubernamental. Es más, desde la crisis económica de 2008 se aprecia un creciente desequilibrio entre los poderes del Consejo Europeo y el Consejo sobre la Comisión y el Parlamento. ¿Puede darnos su opinión sobre estos extremos? ¿Cree posible que la Unión Europea recorra próximamente un camino federalizante?

6. Hablemos de gobernanza multinivel. Euskadi es una región europea con un altísimo nivel competencial y amplias facultades legislativas. ¿Cree usted que Europa ha encontrado un modelo de representación y de participación territorial suficiente en las instituciones europeas? ¿Piensa que el Comité de las Regiones sirve o podría ser reformado para ello? ¿O que la Unión Europea debe encontrar un marco especial para las regiones con competencias legislativas? En su caso, ¿esas reformas deben situarse en el marco estatal porque la Unión no puede inmiscuirse en los modelos territoriales de un Estado miembro?

7. ¿Contempla usted como posible que se produzcan segregaciones en el interior de los actuales Estados miembros que puedan solicitar después su integración en la Unión? ¿Cree que la Unión los aceptaría en el club? ¿Cuáles piensa usted que serían —en su caso— esas naciones o regiones europeas? Por el contrario, ¿considera que la Unión Europea es el límite natural a las pretensiones independentistas de esos nacionalismos?

8. En política migratoria, Europa no ha sido capaz de gestionar los flujos de refugiados ni la presión subsahariana. Una nueva fractura interior se ha abierto entre nosotros, entre Estados, entre partidos y entre ciudadanos. Sin duda, esta es una de las grandes asignaturas pendientes de Europa. ¿Puede explicarnos cuáles son sus ideas al respecto y cuáles son las soluciones que sugiere?

9. El euro ha superado la prueba más dura que nadie imaginó cuando fue creado. Una arquitectura institucional de su gobernanza se ha ido tejiendo a lo largo de estos últimos diez años. Pero queda mucho por hacer. ¿Podría usted señalar cuáles son esas lagunas y, en cualquier caso, podría darnos su opinión sobre la Unión Económica y Monetaria y su futuro?

10. La elección de la nueva presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, y de la Comisión misma ha sido un duro pulso entre Parlamento y Consejo Europeo. La ruptura de la regla (no escrita) del spitzenkandidat (candidato principal) y el rechazo de tres comisarios por parte del Parlamento Europeo han puesto de manifiesto una disputa de poderes que esconde una tensión institucional seria. El Parlamento quiere más poderes, pero eso supone adquirir más responsabilidades en la gobernanza de la Unión. Díganos cómo ve este tema y describa —en su caso— las facultades políticas que desearía para el Parlamento

11. Se dice que la política exterior de Europa es lenta en la toma de decisiones y que tiene una capacidad ejecutiva muy reducida por la ausencia de una fuerza militar paralela. Pero el mundo post-Trump ofrece retos y peligros cada vez más evidentes. Europa no juega en su nivel de primera potencia en el tablero internacional. Díganos qué nos falta, qué falla, qué cree usted que deberíamos hacer y cuál es en general su punto de vista sobre la acción exterior europea

12. ¿En qué somos líderes los europeos? ¿Cuáles son los campos económicos, sociales y políticos en los que Europa debe tratar de defender sus ideas y su modelo en el mundo? En Bruselas se dice: ‘Somos líderes en democracia, en regulación, en cooperación y derechos humanos, en lucha contra el cambio climático, en automoción, química… Somos la gran potencia comercial que acuerda marcos regulados con todo el mundo…’. ¿Está defendiendo Europa esos liderazgos en un mundo cada vez menos regulado, con un multilateralismo herido y crecientes guerras comerciales?

13. Parece que en los grandes paradigmas de la revolución tecnológica que vivimos, estamos perdiendo pie: el 5G, la inteligencia artificial, el coche eléctrico, el big data, la economía digital surgida de internet… ¿Hay razones para estar preocupados? ¿Cree que Europa debería reaccionar? ¿Cómo?

14. La convergencia económica entre los países de la Unión no avanza. Los elementos vertebradores de una política económica europea no funcionan, bien porque no hay voluntad para ello en algunos Estados miembros, bien porque las políticas aplicadas contra la crisis han profundizado esas diferencias (especialmente en los países del Sur). Tampoco hay un presupuesto europeo capaz de generar equilibrios y la mutualización de la financiación europea choca con la desconfianza entre nosotros. ¿Puede aportarnos su punto de vista sobre las políticas económicas de la Unión Europea mirando, especialmente, el periodo 2020-2027?

15. El presupuesto de la Unión y el Marco Financiero Plurianual están entre las urgencias de este año 2020. Díganos qué opina del presupuesto europeo. ¿Le parece suficiente? ¿Cuáles serían las políticas necesitadas de más recursos? ¿Qué tipos de ingresos podrían ser atribuidos a la Comisión? Díganos lo que más le preocupa de la Europa que estamos haciendo. Lo que le parece más importante y más urgente que tenemos por hacer en los próximos años

16. La política social corresponde a los Estados miembros. Quizás sea esta la razón de que las señas de identidad europea en esta importante materia sean tan tenues. Además, a veces, hay competencia a la baja entre Estados miembros en defensa de sectores económicos concretos. Lo cierto es que resulta difícil avanzar y la Cumbre de Gotemburgo de finales de 2018 corre el peligro de quedar en un mero papel. ¿Qué le sugiere este tema? ¿Qué propuestas debemos hacer para mejorar la situación y armonizar la política social europea?

17. Hablando de armonización. La competencia fiscal entre Estados miembros en el interior del mercado único resulta incomprensible e insostenible. LuxLeaks fue el comienzo de una serie de escándalos que han ocupado a la Comisión de la Competencia en Irlanda, Holanda, etc. Los casos son conocidos y a ello se han unido los problemas con la evasión y la elusión fiscal en diferentes impuestos. Las medidas para evitar estos desajustes topan con la unanimidad convertida en derecho de veto. Armonizar suscita amplios temores. ¿Qué hacer?

18. Los Balcanes están llamando a la puerta de Europa. Se dice que, si no les damos expectativas de adhesión, Rusia los incorporará a su área de influencia y de mercados. ¿Cree posible más ampliaciones de la Unión? ¿Somos ya demasiados? ¿Cuáles serían los riesgos (y los beneficios) de la extensión de la Unión a 33 o más miembros?

19. Reino Unido se ha ido. Puede decirse que los grandes temores que surgieron del Brexit han sido vencidos por una Europa seria que ha reforzado su unidad y ha puesto de manifiesto lo difícil y costoso que es abandonar el club. Pero quedan muchos temas pendientes y una relación Unión Europea-Reino Unido todavía por negociar. ¿Puede hacernos una reflexión general sobre este proceso y sobre los temas que Europa debe resolver en su acuerdo futuro con Reino Unido?

20. Estados Unidos nos exige más contribución a la OTAN. Veinticinco países de la Unión hemos comenzado una cooperación reforzada para fortalecer la defensa europea y avanzar hacia un sistema defensivo más autónomo u operativo, aunque coordinado con la OTAN. ¿Cree usted que la defensa europea es una prioridad? ¿Contempla que aumentemos el gasto nacional en defensa? ¿Ve en el horizonte un ejército europeo?

21. ¿Cuál es su opinión sobre la respuesta de las instituciones de la Unión a la crisis de la COVID-19?

22. En septiembre, las instituciones europeas lanzan a la participación ciudadana una consulta sobre el futuro de Europa. ¿Qué opinión le merece y cuáles son sus prioridades después de la pandemia?

EL PROYECTO EUROPEO, por Eneko Landaburu

TRIBALIZACIÓN: LO QUE NOS DIVIDE Y DEBILITA, por Antonio Rivera

EUSKADI Y LA UNIÓN EUROPEA, por José María Zufiaur

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información