Logotipo librería Marcial Pons
Ir al cine

Ir al cine
antropología de los públicos, la ciudad y las pantallas

  • ISBN: 9788416919420
  • Editorial: Editorial Gedisa
  • Lugar de la edición: Barcelona. España
  • Colección: Culturas
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 23 cm
  • Nº Pág.: 355
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
25,90 €
Sin Stock. Disponible en 7/10 días.

Resumen

¿Cómo cambió nuestra manera de ver cine? La autora muestra -por primera vez en la bibliografía en español- la fecundidad de responder a las preguntas sobre el futuro de este arte o industria releyendo su historia desde la trayectoria de los públicos y las transformaciones de las pantallas. Revela que no son sólo mutaciones tecnológicas y culturales, sino también maneras distintas de habitar el espacio urbano y estar con otros. Desarrolla un acercamiento multidimensional que rebasa el interés académico al iluminar los retos de las políticas culturales en estos escenarios cambiantes. ¿Qué resultaría si viéramos el cine desde la pantalla? Veríamos público(s), audiencias, ciudadanos. Pues bien, eso es lo que el libro de Ana Rosas Mantecón nos permite ver: quiénes son, quiénes somos. Puede parecer una cosa obvia, pero, a través de los años de levantar empresas, de lIevarlas a la quiebra, de gestionar desde el servicio público, me sigo repitiendo: el cine sólo existe en una pantalla y frente a un espectador. JORGE SÁNCHEZ, director del Instituto Mexicano de Cinematografía Esta obra será un punto de referencia para los estudiosos del cine durante las siguientes décadas. Combina investigación rigurosa con teoría antropológica y comunicacional, una perspectiva completamente original e innovadora. TOBY MILLER, especialista en políticas e industrias culturales Este libro cubre un vacío que casi dolía, el de un análisis de los públicos en México, que llenaban -o no- las salas de exhibición. Los investiga desde sus inicios en el cine silente, después cuando asistían a aquellos palacios-catedrales republicanos y laicos en los años cuarenta, las crisis posteriores hasta llegar a los que ahora fatigan las pantallas de tabletas digitales o teléfonos móviles. Con este estudio minucioso podemos completar mejor ese circuito fascinante del fenómeno fílmico, que incluye el filme, sí, pero también la recepción.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información