Logotipo librería Marcial Pons
Inteligencia colectiva y alfabetismos para un mundo de graves riesgos y muy tecnológico

Inteligencia colectiva y alfabetismos para un mundo de graves riesgos y muy tecnológico
Un marco para mejorar como seres humanos

  • ISBN: 9788471129284
  • Editorial: Ediciones Morata, S.L.
  • Lugar de la edición: Madrid. España
  • Edición número: 1
  • Encuadernación: Rústica
  • Medidas: 24 cm
  • Nº Pág.: 196
  • Idiomas: Español

Papel: Rústica
21,00 €
Sin Stock. Envío en 7/10 días.

Resumen

Este libro trata de aprendizajes, lenguajes y alfabetismos; también de cerebros y cuerpos; de modos de hablar, textos, medios de comunicación y comunidades. Son temas que habitualmente se estudian en diferentes e incomunicados departamentos académicos, sin embargo todos forman parte de un proceso interactivo: el desarrollo de los seres humanos. Así, en un mundo fracturado por ideologías en conflicto, James Paul Gee nos insta a considerar un conjunto más amplio de ideas de disciplinas aparentemente no relacionadas para hacer viable una educación más relevante. Propone un marco de principios que pueden usarse para repensar la educación, específicamente los distintos alfabetismos, para preparar mejor un alumnado implicado en procesos colaborativos y para garantizar la paz y la sostenibilidad. Los seres humanos somos frágiles, criaturas conscientes de las injusticias, del sufrimiento y de la muerte, pero nos conocemos muy poco. Podemos ser más inteligentes juntos que por separado, pero nos suele costar mucho unirnos y cooperar, en especial con personas que no consideramos como iguales (que son la inmensa mayoría de quienes habitan este planeta). El aprendizaje y la enseñanza se han hecho ubicuos en el mundo actual. Son procesos que tienen lugar en todo tipo de instituciones, entre ellas los museos, las bibliotecas, los centros comunitarios, en Internet y en las redes sociales. La buena enseñanza ya no es fruto de una persona denominada profesor o profesora. Enseñar hoy implica usar múltiples tecnologías y adecuadas formas de interacción y de participación social, diseñar buenas experiencias de aprendizaje con las que quien aprende pueda saber, hacer y llegar a ser. Para participar en la eterna batalla por la dignidad humana profesoras y profesores deben saber, sentir y hacer ver que sus estudiantes importan, y toda la ciudadanía debe asumir que las profesoras y los profesores también cuentan, importan, que son el corazón de la educación.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información