Logotipo librería Marcial Pons
Historia del Banco Popular

Historia del Banco Popular
la lucha por la independencia

Papel: Rústica
38,00 € 36,10 €
Stock en librerías. Envío en 24/48 horas

Resumen

El Banco Popular de los Previsores del Porvenir fue fundado en 1926. Nacía estrechamente asociado a una compañía de seguros llamada Los Previsores del Porvenir. Se trataba de una institución de dimensiones y pretensiones modestas que, haciendo honor a su nombre, aspiraba a recoger el ahorro de las clases medias y bajas, fomentado los hábitos de economía y previsión, combinando su labor con la de la aseguradora. Aunque fundado el Banco en una época de bonanza, pronto comenzaron las dificultades: la Gran Depresión de los años treinta, la Guerra Civil, la difícil posguerra. El Banco Popular sobrevivió e incluso creció en los años de la posguerra, independizándose de Los Previsores y forjándose una personalidad propia de banco comercial cercano a la pequeña y mediana empresa. Sin embargo, las dificultades continuaron hasta que, hacia 1953, apareció en su horizonte una figura que lo encauzaría, haciéndole crecer y adquirir una personalidad muy distintiva.

Luis Valls Taberner había nacido, precisamente, el mismo año que el Banco Popular, poco más de un mes más tarde. Era por tanto muy joven cuando se incorporó al Banco, aunque formalmente no lo hiciera hasta principios de 1957. Valls procedía de una conocida familia catalana, de tradición en el mundo de los negocios, pero también en el académico, y durante toda su vida supo conjugar ambas herencias. Sin golpes de efecto ni sacudidas bruscas -métodos diametralmente opuestos al proceder habitual de Valls-, el Consejo y el Gobierno del Banco se transformaron de manera radical. La gestión se hizo más rigurosa, los objetivos quedaron más claros, los métodos se hicieron más eficaces y también más transparentes. Como sin quererlo, el Banco Popular pasó de una relativa oscuridad e insignificancia a convertirse en uno de los llamados Siete Grandes, el más pequeño de ellos, es cierto, pero también el de mayor personalidad y más firme independencia. El escaso interés por el tamaño -obsesión que perdió a más de un banco y hundió el prestigio de más de un banquero- y el prurito de las cosas bien hechas, estuvieron entre los rasgos distintivos del largo mandato de Luis Valls en el Popular. Su muerte en 2006 fue una pérdida muy sentida en el mundo de la finanza. Esta historia del Banco trata de unir el rigor científico con el homenaje a una figura tan original y respetada, cuya ejecutoria sirve de ejemplo y guía a sus sucesores en el gobierno de la entidad.

Prefacio de Francisco Aparicio Valls.

Resumen

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

aceptar más información